PRESENTACIÓN

AUKA WASI (La Casa del Guerrero) Es una organización privada sin fines de lucro, cuya finalidad es la investigación, rescate, preservación y divulgación de  las tradiciones, costumbres y rituales de las artes de guerra heredadas de los Incas y las culturas que los antecedieron en los Andes y la Amazonía.

Originalmente se conformó AUKA WASI como una asociación dedicada únicamente a la búsqueda, rescate y recopilación del antiguo arte de pelear conocido como Rumi Maki. En el transcurso de la organización de la institución nos encontramos con la problemática de que entre las múltiples etnias y diversas culturas existentes en el país, muchas de las tradiciones y costumbres de las Peleas Rituales estaban desapareciendo, todo esto originado por diversos factores como el caos civil causado por terrorismo y la migración masiva de los pueblos andinos del interior del país a la capital. Durante la época del terrorismo, gran parte de la población andina fue exterminada, pueblos enteros fueron arrasados durante las décadas del 80 al 90 y  mucho de nuestra cultura desapareció. Gran parte de los usos y costumbres en los Andes se perdieron, pues nuevas generaciones no llegaron a recibir la transmisión de la herencia cultural de sus ancestros. Los pocos que sobrevivieron tuvieron que huir para vivir en la capital, lejos de sus tierras dejando atrás muerte, destrucción y desolación.

Es por eso que AUKA WASI comenzó a agrupar a otros practicantes de diferentes estilos de Peleas Rituales que no se han perdido aún y se siguen practicando en los andes y la amazonía, con miras a llegar establecer una única institución encargada de mantener y preservar todas las tradiciones guerreras que dieron origen a la más grande civilización en Sudamérica, conocida como el Tawantinsuyo.

Actualmente Rumi Maki constituye el eje principal que sustenta esta institución. En 1985 Rumi Maki fue reconocido como un Arte Marcial Peruano de raíces Incaicas por la Asociación Sudamericana de Artes Marciales, siendo éste un importante logro para todos los peruanos al acreditar este arte, ayudando a preservar de esta manera sus tradiciones marciales para la posteridad.